30 de noviembre de 2012

Y fumar(nos).

La distancia, la diferencia de edad, mi inseguridad, su forma de pasar de todo. Quizás la forma más fácil sería dejarlo pasar, por el bien de los dos, y sobre todo mío. Pero soy una cabezota (le quiero). Y tengo mucho miedo, más que a las tormentas, me muero de miedo a perderle, se me enfría hasta el corazón.

2 comentarios:

  1. Pero no lo has perdido, no dejes que el miedo te impida disfrutarlo!

    ResponderEliminar